Seguidores

domingo, 20 de junio de 2010

One-Shot Te Dejare Solo

Capitulo 1

El día de la muerte de mi madre todo parecía ser un borrón en mi mente, con mi condición de perpetua inmortal, habían pasado mas de cuarenta años de mi transformación, cuando mi hija Renesmee había venido al mundo, y mi existencia hasta la fecha era una agradable visión de días felices y noche sensuales, al lado de mi maravilloso marido Edward, el hombre que siempre y en todo momento tubo mi corazón en sus manos.

Nessie había cambiado mucho desde aquel día de su nacimiento, por su estado de semi-vampira, llevaba muchos años con el aspecto de una muchacha de diecisiete, pero su mente no era ni mucho menos tan joven, incluso a veces me rebatía las cosas a mi y también a su padre, el que sufría en demasía por este comportamiento.

Me encontraba frente al lecho de mi madre, de mi Reneé, del sol que me dio la vida y que había vivido en la ignorancia de tener una hija inmortal, y para ello había tenido que permanecer en las sombras, después de unos años de escasas visitas y pequeñas llamadas. Simulamos un accidente, uno en el que mi marido y yo perecíamos, y ver como mi madre había sufrido por ello, me rompió el alma en mil pedazos, pero arriesgarme a que nuestros eternos enemigos viniesen a por ella, era aun peor.

Me había atrevido a mucho en los últimos meses, me había atrevido a casi causarle un paro cardiaco a una mujer ya enferma, a una pobre moribunda, que solo esperaba la muerte.

Al enterarme de que mi madre tenia los días contados por una grave enfermedad, y que estaba ya casi en sus últimas semanas, no pude resistirme, y me acerque a ella, hiendo al hospital privado en el que se encontraba. Con mucho cuidado y tiento, me presente frente suyo y su reacción no fue ni mucho menos lo que yo esperaba, no, ella solo me miro y dijo,

_Bella, cariño, sabia que estabas bien, lo sabia, y ahora puedo verlo con mis propios ojos, gracias mi niña, estas tan hermosa…_

Me quede helada, mi madre sabia de mi, ¿Cómo?, yo había sido muy cuidadosa al respecto, la vigilaba, si, pero siempre en la penumbra, en la distancia, para que no se percatara de mi preocupación y cuidado. Pero ya sabia que era especial, mi madre siempre lo fue, ella tenia ese sexto, que digo, séptimo sentido que las personas tocadas por Dios poseen. Había dejado a Edward solo en Canadá, que era donde ahora vivíamos, para pasar los últimos días de vida de mi madre, acompañándola y disfrutando de los mejores momentos, que había tenido con ella en mas de treinta años.

Me sentía feliz, pero esa felicidad tenia fecha de caducidad, y hoy era el día, y ni siquiera podía regalarla las lagrimas que tanto se merecía, me golpeaba mentalmente, ya había perdido todo lo que en su día había sido mi vida humana, hacia unos años a mi padre, Charlie y ahora ella. Gracias a que mi corazón no podía latir, si no se hubiera convertido en cenizas de inmediato.
Una vez terminado el funeral, al que por desgracia no había acudido mucha gente, me despedí de ella y salí de camino a mi casa, para regresar al lado de mi marido y mi hija.

El viaje no se me hizo del todo largo, puesto que mi cabeza solo podía pensar en una cosa, en rememorar todos y cada uno de lo momentos que había pasado con mi madre, en estas ultimas semanas.

Le había prohibido terminantemente a Edward que viniera a verme, que dejara sola a nuestra hija, y tampoco quería que ellos vieran mi estado, así que muy a pesar de mi marido cumplió lo ordenado. Incluso durante las tres ultimas semanas, sus llamadas, pidiéndome cambiar de idea habían menguado, y eso me decía que el por fin, entendía mi decisión de soledad.

Nuestra familia se encontraba de viaje, tanto los padres de mi marido, como sus hermanos estaban en una especie de época sabática, en la más profunda selva de los bosques asiáticos. No sabia muy bien el porque de su viaje y estancia allí, pero algo relacionado con una de las visiones de Alice, habían sido la causa de esta ausencia.

Nosotros los habríamos acompañado de no ser porque nuestra hija, ya no quería estar tanto con nosotros como deseábamos, ella y Nahuel tenían una especie de relación desde hacia algún tiempo, y aunque a mi esposo esta situación no le agradaba, permitía que los chicos estuvieran de vez en cuando juntos.

Ese era otro de los motivos de quedarse ellos dos en Canadá.

Mi hija cada vez se parecía mas a su padre, tenia el mismo temperamento y sus gustos por las cosas eran tan parecidos, la música, el genio, los coches. Esto último me sacaba de quicio, pero se unían en mi contra y ya no podía hacer nada.

Hacia mas de cinco años que Nessie, había abandonado a Jacob, al darse cuenta que el amor que sentía por el, no era ni de lejos lo que en un principio fue, para por casualidades del destino, Nahuel se encontrara con ella, y empezaran a tener mas roce entre ellos.

Como todas las segundas relaciones, a los que mas nos había costado el cambio era a Edward y a mi, que todavía veíamos al lobo como nuestro hijo, y Renesmee no nos dejaba ni siquiera tener correspondencia con el, alegando que eso solo lo lastimaría mas. Y muy a mi pesar, tenia razón mi hija.

Llegue a la casa y un escalofrío cruzo mi cuerpo, al sentir el efluvio de alguien ajeno a nuestra familia, era uno de nuestra especie y por mas que me esforzaba, no sacaba de quien se podría tratar.

Pase al gran salón y mi marido esperaba por mí. Después de recibirme con un pequeño beso, cosa que me sorprendió, habíamos pasado más de tres meses sin vernos, y eso era todo lo que me daba, un minúsculo beso en los labios. Pero no había tiempo para cavilaciones tontas, debía preguntar por el olor desconocido que se encontraba en la casa.

_ ¿Quién a estado en la casa, que huele diferente?_

_ Vinieron unos cuantos de nuestros familiares de Denali, para una visita rápida_ decía Edward con expresión compungida.

_ ¿Y era una simple visita, o querían algo mas?_

_ No, solo era para saludar, nada mas_ pero podía ver que mi marido escondía algo

Lo deje estar, tenia muchas ganas de ver a mi hija y me resultaba raro, que no estuviera saltando por toda la habitación al verme venir.

Pero Nessie no estaba, se encontraba de acampada o algo así con Nahuel, y eso si me desconcertó, ¿Cómo Edward había permitido tal acercamiento?

_ Bella, ella ya es mayor, y ha pasado mucho tiempo desde que Jacob se fue, creo que es la hora de que rehaga su vida_

Esas palabras en boca de mi marido me sonaban escandalosamente sorpresivas, acaso el súper protector padre, dejaba que su hijita del alma, pasara toda una noche con el nuevo novio, no puede ser, aquí pasa algo raro.

La noche fue extraña, mi esposo, estuvo colocando unas cosas en la parte posterior de la casa, y después decidió ir de caza, y cuando me ofrecí a acompañarle, me dijo que prefería ir solo, que así tardaría menos, estaba tan deseosa de el, que no entendí este alejamiento, pero tampoco era raro, llevaba cazando solo unos meses y quizás se había acostumbrado a hacerlo así, ya volvería a cambiar de idea con los días.

Tampoco sus ojos parecian muy sedientos, pero el pesar de mi corazón, por la marcha de mi mama, me estaba haciendo de ver las cosas de una manera muy extraña.

Una vez que Edward regreso, nos fuimos a nuestro dormitorio, y como el dueño de mi alma que era, me acostó en la cama y empezó a acariciarme el cabello, mientras me abrazaba dulcemente, dejando que con sus toques se consolara mi pecho destrozado por la perdida. Si el lo hubiese insinuado, yo le habría dado todo mi cuerpo y mente esa noche, porque seria una forma de quitar un poco de peso a mi carga, pero el no dijo nada y yo no tenia ganas de cambiar de posición, entre sus brazos me encontraba perfectamente.

El día siguiente llego rápido y al final pude ver a mi hija, la abracé y nos pusimos al día con respecto al tiempo que no habíamos hablado, y me dijo que pensaba viajar con los abuelos y Nahuel, incluso que ya había pedido permiso a papa y este se le había concedido.

_ Edward, _ dije_ no podemos ir con nuestra familia todavía, no me siento preparada, creo que….._

_ No iremos a ninguna parte, si lo dices por Nessie, la dije que podía ir ella sola_ decía mi esposo

_ ¿con Nahuel? ¿Los dos solos?_ grite incrédula

Y me contesto positivamente, como había cambiado mi marido, ¿que era lo que había sucedido en mi ausencia, que el se tomaba las cosas así?

Efectivamente nuestra hija se fue, y agarrada de la mano de su nuevo novio, cuando este esbozaba una gran sonrisa de satisfacción.

Los días pasaron y la relación que tenia con Edward, era diferente, habían cambiado cosas que no lograba entender, su actitud, sus besos, sus caricias, todo lo de el había tornado en algo, que no sabia muy bien como explicar, pero no era el mismo de siempre.

Y una noche tuve que hablar, para despejar todas las dudas que corroían mi cabeza.

_ Dime que te pasa, por favor, ya no te comportas como antes conmigo, ¿es que ha pasado algo que yo desconozca?_

Pero sus respuestas siempre eran las mismas. Cargadas de indiferencia y ausentismo, un nuevo rasgo de su personalidad que no conocía, que no sabia que tuviese.

Y el día en el que todo mí mundo cambio llego, con un golpe a la puerta de la calle, donde mi marido fue a abrir y no se quien estaría al otro lado, pero rápidamente salio de la casa y cerro la puerta tras de si. ¿Quién le vendría a buscar? No podía quedarme quieta, su comportamiento me tenía aturdida, y desconectada, así que decidí ir a ver, pero cual fue mi sorpresa, cuando escuche parte de la conversación,

_ Dame tiempo, esto no es como el que decide cambiar de casa por un tiempo, debes ser paciente_

Le decía Edward a una mujer que por la forma de su silueta y el color de sus cabellos, no tenía ninguna duda de quien se trataba, Tania.

_ ¿Qué es lo que pasa Edward? ¿Qué hace esta aquí?_ dije con tono de reproche

_ Pues pasa querida Bella, que Edward y yo, estamos juntos y no soportare durante mas tiempo que lo estés tocando, ahora es mío, y tu sobras, no pongas esa cara, que la culpa no fue mía, si el desde un primer momento se hubiera acostado conmigo, esto no habría llegado tan lejos_ decía Tania mientras resplandecía una sonrisa en sus carnosos labios

Mire a Edward y este poseía una mirada en sus ojos de disculpa, de sufrimiento, vergüenza, arrepentimiento y por ultimo de asentimiento, por las palabras que acababa de oír de la boca de esa arpía.

_ Edward, solo dime que eso es cierto_ le dije mirándole fijamente y con el estomago en llamas_ solo dime, y me iré_

_ yo, Bella… no se…. Es que las cosas han sido…. lo siento_

Y ya mi mundo se me derrumbo, me sumí en la desesperación, todo lo que era cierto para mi en la vida, en la inmortalidad de mi cuerpo y mente, era el, y ahora me verificaba que durante esa eternidad, no estaría a mi lado, para estar con esta mal nacida, esta mujer que me lo robaba descaradamente de los brazos.

Pero no lucharía, no hoy, no cuando durante estos últimos días, había visto sin ver, la veracidad de las palabra de Tania, el ya no me quería, solo sentía por mi un gran cariño, un sentimiento de protección, como siempre, eso había sido para el, su protegida, su humana delicada, su quieta vampira.

Nada en mi se podía comparar con Tania, nada, éramos polos opuestos, se podía ver a una legua, y el la prefería a ella. Sin querer, Jacob me cruzo la mente, por varios motivos, primero porque ahora sentía como le habían dolido las palabras de mi hija al dejarlo, segundo porque no sabia como había soportado una existencia sin ella a su lado y por ultimo, y mas doloroso, por que si Edward nunca hubiese regresado a Forks, cuando se fue la primera vez, que diferente habría sido todo.

Pero ya todo estaba perdido, todo, mi ser gritaba venganza, pero contra quien, contra Edward, ¿Por qué? ¿por no quererme? Por quien, por Tania, ¿por tenerle ahora ella? Por mi ¿por no luchar, ni querer hacerlo, tampoco? No, la repuesta era no, solo estaba enfadada con el destino, con este futuro que se me presentaba.

Allí los deje, a los dos, sin aceptar las disculpas de el, y sin querer ver la alegría de ella, allí, después de empujar a Edward varias veces de mi lado, al ir a consolarme, ¿Qué se creía? ¿Que si me partía en mil pedazos, con un “lo siento” y un “esto pasara”, lo arreglaría todo? No, y no soportaría ni un minuto más, de este observado dolor.

Llame a mi familia y después a mi hija, para decirles que la quería, y que tenia que hacer un pequeño viaje, mientras mi cuerpo destruido, parecía no posarse en la tierra, recordando que los besos de mi marido, ya no fueron iguales al final, que los abrazos ya no fueron sinceros, que los te quiero ya no existieron, recordando, solo eso recordando.

“decirte adiós, por que no puedo engañarme mas,

tus besos no sabían igual,

en tu vida hay alguien más,

nunca te podré olvidar,

porque por ti aprendí a amar

aunque a ti te de igual”

Mi padre, mi madre, Jacob, mi familia, mi hija y ahora el, me habían abandonado, me tiraban como cualquier trasto viejo y desgastado, abriendo de nuevo ese agujero en mi pecho, que tiempo atrás pensé que jamás sentiría de nuevo, cuan equivocada estaba, y esta vez dolía si cabe aun mas y eso no podía soportarlo, así que mi disposición estaba ya tomada.

No iba a cambiar de decisión por nada, ni por nadie.

Puse mi mano en la manilla de la gran puerta marrón, y ejerciendo la menor de las fuerzas esta se abrió, para adentrarme en la estancia que tanto conocía.

_ Pues aquí me tienes_ dije en voz muy alta_ vengo a pedirte lo mismo que en su día Edward te pidió, Aro, termina con mi existencia, o juro que yo terminare con la tuya.

---------------------------------------------------------------------
Este One-Shot lo comenzo Irene Comendador de Esperado Anochecer, pero despues de ponernos de acuerdo ella y yo vamos a estar escribiendo la continuacion!
Para poder leer el resto de los caps metanse a la pagina independiente de arriba donde dice One-Shot Te Dejare Solo.
Solo ahi voy a estar poniendo el resto. Irene les dira donde podra estar disponible en su pagina despues.

3 comentarios:

Luna dijo...

¡¡CONTINUA!! ¡¡CONTINUA!! ¡¡CONTINUA!! ¡¡CONTINUA!! ME MUERO ESTA SUPER FANTASTICO, MEGA ESTUPENDO, NO RESISTO ME DEJASTE ASI NO SABES CUANTO AMO ESTE CAP. ESTUVO EXCELLENTE!! ME MUERO POR EL SIGUIENTE CAP. ¡¡WIII!! CHAO, CUIDATE.

Clady Garcz dijo...

WOW! Q BN!! eso era lo que queria! q Ness DEJARA a JACOB!(: eso me hace TAN feliz!(:
Por otro lado... estoy SUPER SUPER triste! EDWARD jamas seria capaz de hacer eso! Tania estupida ¬¬
jajaja...
ESPERO la continuacion!(:
besooos!

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacate@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine