Seguidores

lunes, 15 de agosto de 2011

Capitulo 4: My Immortal

POV Bella
Tan rápido como había aparecido a mi lado se desapareció. Supongo que los Cullen eran buenos haciendo eso.
Decidí intentar una última vez para encender el carro y afortunadamente lo hizo.
El viaje a Forks no era tan largo como yo quería que fuera. Claro, eran bastantes horas, especialmente en mi camioneta, pero llegué en un tiempo decente. Sin embargo, yo no estaba lista para ir y decirle a Jacob sobre los Cullen.
A medida que me fui acercando a la casa en La Push yo sabía que algo andaba mal, todo era demasiado tranquilo. Estacione mi carro y tome las llaves de mi conmigo, no es como si alguien quisiera robar mi camioneta, pero aun así. . .
Llamé a la puerta, sólo un golpecito.
-Bella?-Preguntó Billy mientras abría la puerta.
-Um, sí. Hola. Um, esta Jacob aquí?-Le pregunté.
-Tuvo que salir por un momento, la manada lo necesitaba para algo. Él debería estar de vuelta pronto, puedes esperar a que el regrese, si te gustaría.
-Oh. Um bien, supongo. Hmm, ¿sabes qué? Voy a dar un paseo, voy a estar de vuelta en unos minutos para ver si regresaba.
-Está bien Bella, pero ten cuidado.
-Lo haré.
Bueno, eso fue incomodo, nunca había hablado con Billy tanto así que fue un poco extraño.
Empecé a caminar por la playa, recordando los buenos tiempos que Jacob y yo solíamos pasar aquí. No era una manera de curar por completo el dolor, pero eso lo hizo soportable. Por un momento.
Escuche un aullido desde el bosque y, por alguna extraña razón, sentí que tenía que ir allí. Era probable que Jake estuviera allí con el resto de la manada.
Mientras caminaba por el bosque, no podía dejar de recordar la última vez que estuve con él. Todo el dolor que me causó.
Tuve que parar eso, no debería ser capaz de hacerme daño, después de todo este tiempo, aunque yo todavía lo amaba. Él había sido capaz de seguir adelante, yo tenía que intentarlo.
Me sentí como si estuviera siendo seguida, pero no me importo. Necesitaba encontrar a Jacob. Yo sabía que estaba más cerca de la manada, podía escuchar los gruñidos, y había algún otro sonido que no pude identificar.
Sonaba cómo si algo se estuviese desgarrando. ¿Qué estaban haciendo?
Había estado caminando más de lo que me había dado cuenta, para el momento ya estaba en el campo de béisbol, pero lo que estaba enfrente de mí no me lo esperaba.
Claro Jacob y el resto de la manada estaban ahí, pero también había otras personas. Sólo podían ser vampiros por la forma en que se movían. Tan pronto como entre en el claro todas las miradas se posaron sobre mí. Sabía que Jacob me vio, y hubo pánico en sus ojos.
Tenía que salir de allí, pero no era capaz de moverme. Un segundo después se congeló todo el mundo y ahí es cuando realmente me di cuenta de lo que estaba pasando. Los lobos estaban peleando los recién nacidos, y entre el ejército de los recién nacidos mire el único vampiro que no quería volverme a encontrar. Victoria.
Probablemente quería destrozarme pero de alguna manera no se podía mover. Ninguno de ellos podría. Ni siquiera los lobos. ¿Qué estaba pasando?
No había sol de hoy, pero de alguna manera las sombras se reflejaban en el suelo. Fue entonces cuando vi a cuatro sombras detrás de mí. Poco a poco empecé a recuperar el control sobre mí misma y decidí darme la vuelta.
Delante de mí había cuatro vampiros, todos vestidos con capas color negro. Una de ellos era muy pequeña, probablemente de tamaño de Alice, y el otro era un poco más alto que ella y los otros dos eran los más altos y un poco más musculosos, uno de ellos me recordó a Emmett. ¿Quiénes eran y qué estaban haciendo aquí?
Difícilmente se podía ver las caras detrás de las capuchas, pero por lo que podía percibir, estaban sorprendidos.
-Alec, pensé que estabas usando tu don. La humana no es la excepción-dijo una. Era una voz de niña, probablemente la más pequeña del grupo.
-Lo estoy usando; es como si ella no estuviera aquí.-El que supuse que era Alec respondió.
-Hmm. Eso es inusual. Descongela a la pelirroja. Es muy probable ella haya creado todo este desorden.-dijo la niña.
Tan pronto como ella le dijo a Alec, Victoria cayó al suelo. Aparentemente podía moverse de nuevo.
-Como te llamas?-Preguntó la niña.
Victoria no respondió.
A los pocos segundos después Victoria grito tan fuerte que mi garganta comenzó a doler.
-Jane creo que eso es suficiente-una figura alta, dijo.
Victoria dejó de gritar, ahora ella estaba tirada en el suelo, jadeando.
-Esta bien Dimitri. Ella lo puede soportar. Ahora yo le hice una pregunta, ¿cuál es tu nombre?
-Victoria!-Respondió ella casi inmediatamente.
-Eso está mejor. Ahora, Victoria, tu eres la responsable de este ejército?
-Sí
-¿Por qué lo hiciste? La lucha contra los hombres lobo no parece tan divertida.
-Para matarla a ella-dijo señalándome con el dedo. Para ese corto período de tiempo que me miró a los ojos pude ver que ella me odiaba aún más ahora. Ella estaba tan cerca de conseguir lo que quería, y nadie estaba allí para detenerla.
-Tú no necesitas un ejército de vampiros para matar a un ser humano, Victoria. Simplemente puedes hacerlo por ti mismo o incluso pagarle a un humano para que lo haga.-Jane se echó a reír.
-Ella no está sola.
-Para mí, ella está bastante sola-eso me dolió un poco, pero no dije nada-por otra parte, si eres buena peleando, hubieras podido acabar con los lobos tu sola-continuó Jane.
-No me refería a los hombres-lobo-Victoria, dijo en un tono de helada.
-Entonces, ¿quién te referías?
-Los Cullen-contestó Victoria.
Sólo escuchar su apellido hizo que mi corazón se contrajera.
Un destello de reconocimiento pasó por todos los rostros de cuatro.
-Entonces, tú debes ser Isabella Swan.-dijo Jane.
Tragué saliva, ¿cómo me conocían?. ¿Quiénes eran?
-Oh, pero ¿dónde están mis modales? Nosotros somos los Volturi, seguramente habrás oído hablar de nosotros. Yo soy Jane, ellos son Alec, Dimitri y Félix-dijo mientras se quitaba la capucha.
Los Volturi. Los que mantienen a los vampiros en orden. La "realeza" del mundo de los vampiros.
-Ahora, Victoria. Te molesta explicarnos?.-Jane ordeno.
-Y se breve, no tenemos todo el día.- dijo el que debía ser Félix.
Era un poco divertido ver a un vampiro preocuparse por el tiempo, cuando tenían toda una eternidad de vida.
Victoria les habló de los Cullen y James. Los Volturi no parecían interesados, pero ella siguió su camino, diciéndoles todo lo que hasta los eventos que ocurrieron hoy. Todo lo que pude oír fue zumbidos.
Después de que Victoria termino, Jane tenía una expresión vacía.
-Ya sabes lo que hacer.-dijo Jane.
Y tan simple como que la orden podría ser, todos ellos comenzaron a moverse hacia los recién nacidos. . . desgarrándolos. Así que ese era el ruido que escuché antes.
Una vez que terminaron desgarrando, los pusieron a todos en un montón y los quemaron.
-Qué vamos a hacer con los lobos?-Preguntó Félix.
-Vamos a volver a Volterra, discutiremos esto con nuestro Aro.-dijo Alec.
-Y la humana?-Preguntó Jane
-Ella se viene con nosotros. Aro puede estar interesado en ella, ya que ni tu ni Alec puede afectarla- dijo Dimitri.
-Hmph. Bien, pero si Aro no la quiere, ella es mía-dijo Jane.
Una persona normal tendría miedo, una persona normal estaría pidiendo ayuda a gritos, pero no fue así.
No tenía miedo a los Volturi por una sencilla razón. No podían causarme más dolor de lo que ya había sufrido.

3 comentarios:

V-E love dijo...

OH DIOS! Soy nueva en tu blog y debo decir que ame tu historia de MY INMORTAL esta buenisima!! y tambien CULLEN STORY las ame <3 sigue asi! bueno pasate por mi nuevo blog si? http://vampire-love-novels.blogspot.com/ esta muy buena la historia y me gustaria que te pases para leerla! gracias (:

VampiBella dijo...

Me gusto mucho este capitulo<3! estoy ansiosa por ver el siguiente!

Lily acevedo dijo...

Hola soy Lily BETH mmm… eh decidido publicar un proyecto que estoy llevando a cabo ase muy poco, es una historia narrada por la protagonista pero con varios personajes que pueden llegar a ser muy interesantes… este es mi blog: http://unachicapobreounapobrechica.blogspot.com/ me gustaría que se pasaran por el y me dijeran q tal les parece.

ME ENCANTO ESTE MY INMORTAL...